‘Bright spots’ subaquàtics de Xipre: ens poden ajudar a entendre el futur de la mar Mediterrània? – Institut Mediterrani d’Estudis Avançats (IMEDEA CSIC-UIB)

Foto: Juveniles de pez conejo invasores en Chipre (Autor: Demetris Kletou)

 

Un prestigioso equipo de investigadores internacionales identifican Chipre como un raro “bright spot” entre los ecosistemas mediterráneos altamente impactados

Esporles, 2 de agosto de 2018. A pesar de verse afectado por el calentamiento de las aguas y la llegada de cientos de especies invasoras desde el Mar Rojo, Chipre es compatible con extensas praderas submarinas, proporciona importantes áreas de anidación de tortugas y alberga algunas de las últimas poblaciones de foca monje en peligro de extinción.

“Estamos estudiando cómo el cambio climático está afectando a los ecosistemas marinos del Mediterráneo”, explica la líder del proyecto, la Dra. Núria Marbà del IMEDEA (UIB-CSIC). “Hemos venido a Chipre porque alberga extensas praderas submarinas en buen estado a pesar de tener algunas de las aguas más cálidas del Mediterráneo”.

Comprender los factores que mantienen saludables las praderas submarinas de Chipre en aguas tan cálidas puede proporcionar pistas sobre cómo pueden adaptarse otras praderas submarinas al aumento del calentamiento en las partes occidentales del Mediterráneo.

El Mar Mediterráneo es un punto caliente del cambio climático, con sus aguas calentándose a un ritmo que es 2-3 veces más rápido que el promedio mundial. Esto está facilitando la expansión de especies tropicales provenientes del Mar Rojo, que ahora interactúan con especies nativas del Mediterráneo.

“Los peces conejo son invasores voraces que están devastando otras partes del Mediterráneo oriental como Turquía, pero curiosamente aquí parecen coexistir con bosques submarinos y exuberantes praderas submarinas, que son hábitats fundamentales que soportan cientos de especies”, dice la co-investigadora Dra. Julia Santana-Garcon.

“Los arrecifes de Chipre y las praderas submarinas pueden ser particularmente resistentes al calentamiento y necesitan estar altamente protegidos de otras presiones humanas como el desarrollo e industrialización costera, la contaminación y la sobrepesca para mantener su integridad y funcionalidad”, destaca Demetris Kletou, director del Laboratorio de Investigación Marina y Ambiental con sede en Limassol (Chipre) y que colabora con el equipo que organiza la investigación.

El equipo internacional también incluye investigadores de UNSW de Sydney en Australia, donde el calentamiento de las aguas también está llevando a una “tropicalización” de los arrecifes, ya que las especies de afinidad cálida continúan expandiendo su distribución hacia los polos.

Este proyecto está financiado por la Fundación BBVA, que apoya la investigación científica en ecología y biología de la conservación. El equipo completo también incluye al Dr. Scott Bennett (IMEDEA (UIB-CSIC)), la Dra. Teresa Alcoverro (CEAB (CSIC)) y la Dra. Adriana Vergés (UNSW).

Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *